Personal Injury LawyerSan Jose, CA
(888) 865-8522
Personal Injury LawyerSan Jose, CA
(888) 865-8522

Abogados especializados en lesiones personales que encuentran el camino a seguir

Puede contar con nosotros para superar los desafíos que se avecinan

Un solo accidente puede cambiarlo todo. La mayoría de la gente no piensa realmente en cuántos aspectos de la vida dependen de continuar contando con salud, hasta que ésta desaparece. Es posible que tenga menos capacidad para trabajar, cuidar de su familia y hacer las cosas que le gustan. Su futuro se vuelve incierto. Mientras tanto, usted tiene a la compañía de seguros encima suyo, buscando excusas para hacer que su reclamo desaparezca por el menor monto posible, o por nada en absoluto.

Sin duda, usted está enfrentando desafíos, pero no tiene que enfrentarlos solo. Swanson Law Group tiene los recursos y un registro de casos ganados el cual es necesario para defender a personas lesionadas, que incluye resultados multimillonarios. Si usted resultó lesionado, contáctenos hoy para discutir sus opciones jurídicas con un abogado con experiencia.

Elementos de un caso de lesiones personales

Los reclamos por lesiones personales se basan en la negligencia, un término legal para conducta descuidada o imprudente que causa perjuicio. Para probar negligencia en una demanda por lesiones personales, usted (la persona lesionada o la parte demandante) debe mostrar todos los elementos siguientes:

  1. Deber de diligencia. El acusado (o sea, la persona o empresa que causó su lesión) tenía la obligación legal de velar de una manera razonable con respecto a su seguridad.
  2. Incumplimiento. El acusado, por acción o inacción, no cumplió con ese deber de obrar con diligencia. Los tribunales evalúan eso en función de lo que hubiera hecho una persona promedio en una situación similar.
  3. Causalidad. Debido a la acción o inacción del acusado, usted resultó lesionado. No basta con mostrar que alguien fue descuidado en las inmediaciones del lugar donde se produjo su lesión; su descuido tuvo que causar su lesión.
  4. Daños. Como resultado, usted sufrió lesiones o daños tangibles.

Cada caso de lesiones personales requiere estos elementos básicos, pero la naturaleza de la obligación de prestar asistencia depende de la situación. Por ejemplo, los casos de resbalones y caídas se basan en la ley de responsabilidad de los locales o instalaciones, que establece la obligación de prestar asistencia que los propietarios de los locales deben a las personas en sus instalaciones. Los casos de accidentes de vehículos motorizados se refieren a la obligación de los automovilistas de prestar asistencia a otras personas en la carretera.

Un reclamo por lesiones personales es un asunto civil, distinto de cualquier cargo penal que pueda presentarse en relación con el mismo problema. Por ejemplo, si usted fue agredido en una propiedad privada, es posible que pueda presentar un reclamo por negligencia en materia de seguridad ante un tribunal civil contra el dueño de la propiedad, por separado y distinto de los cargos penales que los fiscales estatales formularán contra la persona que lo agredió. Dado que el nivel de la prueba es inferior en el tribunal civil, es posible que pueda ganar su caso de lesiones personales incluso si no hay condena en el caso penal.

Buscaremos una indemnización por un valor no menor al total de sus lesiones

Su salud es parte fundamental de su vida y, cuando desaparece, muchos aspectos de su vida pueden verse afectados. No se trata sólo del tratamiento médico y el dolor físico. Se trata de su pérdida de capacidad para jugar con sus hijos o de realizar determinadas actividades con sus amigos. Son las tareas y quehaceres adicionales que otros pueden tener que asumir debido a que usted no puede hacerlos físicamente. Es la duda y la incertidumbre en cuanto a su futuro. Todas esas pérdidas tienen valor y, para volver a recuperarse tras su lesión, usted merece una compensación completa.

Dependiendo de su tipo de lesión y del alcance de los efectos en su vida, es posible que pueda buscar una compensación por:

  • Gastos médicos, tanto pasados como futuros. Estos deben incluir tarifas de ambulancia, facturas de hospital, cirugía, medicamentos, dispositivos médicos, tales como prótesis, fisioterapia y hasta los costos de transporte hacia y desde las citas médicas. Incluso un procedimiento que puede realizarse varios años más adelante debe ser incluido en su reclamo por lesiones personales, si un médico puede diagnosticarlo y demostrar que el procedimiento futuro será resultado del accidente.
  • Pérdida de salarios y pérdida de ingresos futuros. Si estuvo sin trabajo durante seis semanas recuperándose de su lesión, debería poder reclamar seis semanas de salario. Si se ve reducido a trabajar a tiempo parcial o necesita asumir tareas más livianas por un salario inferior, esa diferencia en los ingresos se debe contabilizar. Frecuentemente, contratamos a expertos, como economistas, para cuantificar su pérdida de capacidad de ingresos futuros.
  • Servicios domésticos, como cuidado de niños, mantenimiento, limpieza y trabajo en el jardín. Si debe contratar a otra persona para que se encargue de los servicios que usted mismo hacía antes, el valor de esos servicios debe ser contabilizado.
  • Daños a la propiedad, incluidas las reparaciones o el reemplazo de cualquier propiedad dañada, así como las modificaciones realizadas a su hogar o a su vehículo si se hacen necesarias para poder adaptarse a una lesión permanente e incapacitante. El objetivo es recuperar la mayor cantidad posible de independencia y de calidad de vida.
  • Daños físicos y morales, aflicción emocional y angustia mental. El dolor es algo difícil de cuantificar, porque todo el mundo lo experimenta de una manera distinta, pero es real y, en especial, si su lesión lo deja con un dolor crónico, esto puede ser una parte importante de su reclamo.
  • Pérdida del consorcio conyugal, término legal para el daño a las relaciones familiares como resultado de la lesión. Por ejemplo, si la lesión ha afectado su capacidad para tener intimidad con su cónyuge, esa es una pérdida significativa que debe indemnizarse.

En algunos casos, es posible que pueda conseguir indemnizaciones punitivas si la conducta que causó su lesión fue particularmente atroz o intencional. Estas indemnizaciones están destinadas a castigar al acusado y enviarle un mensaje contundente de que no se tolerará su mala conducta.

El costo total a largo plazo de una lesión puede ser enorme, especialmente si su lesión es permanente. Por ejemplo, una lesión en la médula espinal  puede dejar a la víctima paralizada de forma permanente, afectando casi todo aspecto de su vida. Una lesión cerebral traumática puede requerir cuidados de por vida. Aún más, las lesiones menores pueden tener un efecto dominó, en especial, si está sin trabajo durante algún tiempo mientras se recupera. Para las compañías de seguros, esos costos representan tan sólo un riesgo para sus finanzas y están dispuestos a hacer lo que sea preciso para pagar lo menos posible. Para nosotros, usted es una persona a la que le han cambiado la vida y que merece volver a estar sana.

Nuestro bufete de abogados lo guiará a través del proceso de lesiones personales

Cuando usted ha resultado lesionado es natural tener más preguntas que respuestas. La forma más eficaz de obtener esas respuestas es reunirse con nosotros en una consulta gratuita. Nosotros escucharemos su historia y le explicaremos sus opciones jurídicas. No hay presión ni obligación de contratarnos, tan sólo consejos sinceros sobre su situación.

Si elige contratarnos para manejar su caso de lesiones personales, nos comunicaremos de inmediato con la compañía de seguros y con cualquier otra parte interesada para informarles que usted es ahora representado por un abogado y que deben enviar cualquier comunicación adicional a nosotros. Sabemos cómo contrarrestar las tácticas de miedo de las compañías de seguros y proteger sus intereses jurídicos mientras usted se concentra en su curación.

Nosotros preparamos todos los casos de lesiones personales que manejamos para juicio. Eso inicia con una investigación completa para determinar con exactitud cómo sucedió su accidente, por qué sucedió y quién fue el responsable. Buscamos evidencia convincente de que la negligencia fue la causa de su lesión, tanto para hacer que se rindan cuentas de lo sucedido como para que usted pueda volver a encontrar la paz luego del accidente, y asimismo para armar nuestro caso a fin de obtener la compensación que usted necesita para seguir adelante. Nosotros invertimos tiempo para documentar cada pérdida que usted haya sufrido debido a su lesión. Con frecuencia, contratamos a expertos, como economistas y profesionales de la medicina, para que nos ayuden a entender y explicar a un jurado cuánto vale su salud.

Muchos de los casos que manejamos se resuelven fuera de los tribunales, porque, cuando la compañía de seguros ve que estamos listos para enfrentarlos en el juicio, generalmente se sientan a la mesa, listos para ofrecer un acuerdo justo. La preparación del juicio es la única forma de presionar a la compañía de seguros para que resuelva el caso por su valor total. Sin embargo, si se niegan a pagar, estamos listos para llevarlos ante el juez y el jurado. Este puede ser un proceso largo y complicado, pero estaremos a su lado en todo momento, informándole sobre qué puede esperar y asegurándonos de que siempre esté preparado para lo que esté por venir.

Usted puede permitirse un abogado especializado en lesiones personales que allanará las dificultades

Lo último que usted necesita cuando se lesiona es otra factura. Es por eso que trabajamos en base a honorarios sujetos a pacto de cuota litis. Este arreglo significa que usted no nos paga nada de su bolsillo; nosotros invertimos nuestro propio tiempo y adelantamos los costos necesarios para hacer avanzar su caso. Si ganamos, nuestros honorarios serán un porcentaje del dinero que recuperamos para usted; si no ganamos, no nos debe nada. Tenemos la experiencia y recursos para hacer frente a las compañías de seguros y usted puede obtener igualdad de condiciones independientemente de su capacidad de pago.

Cuando usted resulta lesionado, la medida más importante que puede tomar, además de buscar atención médica rápidamente, es hablar con un abogado de inmediato, antes de hablar con la compañía de seguros. Cuanto antes nos involucremos, tanto más eficazmente vamos a poder proteger sus derechos. También debemos comenzar nuestra investigación antes de que desaparezcan las pruebas y los testigos olviden lo que vieron y es posible que tengamos que emprender acciones legales (como presentar una demanda) antes de que expiren los importantes plazos legales de prescripción.

En resumen, cuanto antes se comunique con nosotros, tanto mejor. Después de una lesión, no trate de hacerlo solo; consiga un abogado especializado en lesiones personales de su lado quien lo guiará hacia un futuro más esperanzador. Llámenos o contáctenos en línea para programar su consulta gratuita.

free consultation click here